Cuenta la leyenda que hace miles de años, los humanos vivían en contacto directo con sus Ángeles Guías o Ángeles de la Guarda y que por alguna razón, seguramente vinculada al pecado original, tuvieron que dejar de vivir conjuntamente con ellos.

Los ángeles, apenados, obsequiaron a los humanos unos colgantes esféricos que al agitarlos sonaban como campanillas. Estas esferas eran un símbolo de protección; los ángeles explicaron que si los humanos se sentían tristes, en peligro o desprotegidos, sólo debían agitar la campanilla, pues al escuchar el sonido, el Ángel Guardián respectivo acudiría en su ayuda o protección, a pesar de que ya no pudieran verlos.

Nuestros antepasados decidieron llamar a estos colgantes “llamadores de ángeles”.


CONTACTO

FACEBOOK @lkmi.accesorios

INSTAGRAM@lakshmi_accesorios_by_nadia

TELÉFONO +569 4254 1925

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here