Sin duda, la inclusión es un tema constante no solo en la sociedad chilena, sino que también alrededor de todo el mundo.

La inclusión es un término que nace en la década de los 90’s como un concepto teórico de pedagogía para dar respuesta a la diversidad del aula y de algún modo, abarcarla en general sin exclusión alguna.

Hoy el termino inclusión dejó las aulas para transformarse en una bandera de lucha en la sociedad, la cual es visible en distintos escenarios como, por ejemplo, las movilizaciones por identidad de género, las manifestaciones en contra de la discriminación y lo más importante, la Teletón.

Matías Sarabia es un niño de 12 años, que decidió junto a su mamá realizar un curso de lengua de señas en la Asociación de Sordos de Chile como una manera de poder introducir el concepto de la inclusión dentro de su desarrollo. Actualmente es el intérprete de lengua de señas del comercial de OMO en Teletón.

“Levántate papito”, “el regalo de todos”, “solidaridad” y “vamos chilenos” son algunos de los conceptos que Matías (12) interpretará en esta Teletón. El pequeño decidió aprender lengua de señas cómo una manera de poder conversar o jugar con niños sordos o mudos.

El interés de Matías nace cuando su mamá realizaba el curso de lengua de señas en la Asociación de Sordos de Chile, ya que el pequeño encontró que era una forma novedosa de realizar actividades en conjunto con su madre. Al poco tiempo de realizar el curso se dio cuenta que dicha instancia le había dado herramientas para poder entender a otros niños o para jugar junto a su hermano. El menor actualmente participa en el comercial de OMO para Teletón, donde es el encargado de traducir, en lengua de señas, el diálogo que tiene Don francisco con un niño que le cuenta cómo elaborar una alcancía para participar en la Teletón.

Para Matías la traducción de las frases típicas de la Teletón resultó muy simple, ya que, según sus dichos, se trabaja con palabras con las que usualmente las personas se comunican y no con palabras inventadas. “El lenguaje de señas es propio de cada país. Es decir, existe una base conocida por todos, pero además se incluyen palabras o conceptos como bacán o poder diferenciar entre presidente y presidenta” señala el menor encargado de traducir el comercial de OMO.

En la actualidad al igual que la inclusión, el lenguaje de señas ha evolucionado y resulta muy útil, no solo para los menores que tienen dificultades para desarrollar el lenguaje verbal, sino que también para todos los niños. El lenguaje de signos refuerza la comunicación con los pequeños, especialmente con los bebés que todavía no tienen desarrollada la capacidad del lenguaje, por lo que resulta una opción para que estos se expresen antes con sus padres.

Cabe destacar que, según cifras entregada por la Organización Mundial de la Salud, en 2017 más del 5% de la población mundial presentaba problemas de audición. Esta cifra correspondería a un total de 360 millones de personas, de las cuales 328 millones son adultos y 32 millones correspondería a niños.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here